María Rivero: comentar desde casa

María Rivero es la flamante ganadora de los premios Blogosfera 2017 en la categoría de Marketing/Emprendimiento.

Su blog es Sobrevivir a trabajar en casa donde cuenta de forma personal diversos detalles que pueden ser comunes a muchas personas que se ganan la vida desde sus domicilios. No todo es marketing online.

Quería conocer cuáles son sus criterios para comentar en la red y para su gestión de comentarios. Así que se lo he preguntado y estas han sido sus repuestas:

María Rivero


Soy María Rivero, hace algunos años trabajaba en una oficina, con jefes y compañeros, con charlas de café y pasteles en fechas señaladas, con protocolo de vestuario y tacones, con idas y venidas casa-trabajo en transporte público o en bicicleta, y todo lo demás. ¡Ni en mis peores pesadillas me imaginaba trabajando desde casa!

Y sin embargo, la vida me sorprendió. Trabajar en casa se convirtió en la única opción para tener un empleo. ¿Decepcionada? ¡No! Todo lo contrario. Descubrí una forma de trabajar que se adapta perfectamente a mí, a mi forma de ser y que me ofrece muchas ventajas.

Pero, ojo, no ha sido un camino fácil, sino uno de aprendizaje continuo.

Siempre había leído que todo profesional necesitaba un blog y yo lo creía, aunque no terminaba de tener claro cómo escribir un blog sí me parecía que todo lo importante ya estaba dicho, que yo no podía aportar nada nuevo, que lo que podía contar no iba a interesar a nadie.

Pero un buen día dejé de escuchar mis miedos y me decidí a escribir algo, pero no sobre mi profesión, sino de algo que también parte de mi trabajo: el lugar desde el que lo desarrollo. Mi casa. Siempre me ha llamado la atención cómo el hecho de trabajar desde casa hace que para muchos mi profesión, y otras tantas, pierdan su prestigio, que la imagen del trabajo desde casa esté tan dañada, y sí, haya mucho escrito, pero muy pocas verdades.

Y así, uniendo lo que había aprendido, los tópicos, el día a día del trabajo en casa y muchas viviencias, nació mi blog.

Comentar en la red

Leo muchos blogs. Antes de tener uno ya lo hacía, están en el origen de mi blog, y en el origen de mi forma de trabajar. Algunos los seguía y otros aparecían en búsquedas en Google. Me gustan para informarme, para conocer la actualidad y, a veces, para sentirme comprendida por personas a las que les pasan las mismas cosas que a mí, para encontrar opiniones afines o para entender a quienes no comparten las mías.

Pero: ¿Escribir un comentario? No recuerdo haber escrito ninguno antes de tener mi blog. Yo era una “lectora de puntillas” de esas que leen, pero nunca dicen nada.

Cuando abrí mi espacio, mi estrategia para darme a conocer no fue comentar. Sin embargo, no tardé en empezar a apreciar lo bien que sienta recibir uno y, además, lo útil que es para despertar el interés de otros (yo visito siempre los perfiles de quien comenta). Así que empecé a comentar.

Eso sí, solo comentó si puedo aportar algo que considere que enriquezca de alguna forma el artículo, si puedo añadir mi experiencia personal o si, de alguna forma, me siento identificada con quien redacta.

No siempre me llegan las notificaciones de las respuestas -tampoco todos los blogueros responden a sus comentarios- pero si no recibo notificación, unos días después me paso a ver si mi comentario ha sido respondido. No voy a decir que deje de leer a quienes no responden, pero al final es más fácil establecer vínculos cuando quien redacta el artículo no solo se preocupa por escribir (como profesores que dan sus clases desde el atrio, sin permitir réplicas o preguntas), sino también por escuchar, por reflexionar, por aprender…

Gestión de comentarios

Como a todo bloguero me encanta que me dejen comentarios en el blog, mentiría si dijera lo contrario. Que alguien a quien no conoces dedique parte de su tiempo a redactar una opinión, una valoración o una reflexión gracias a un artículo me parece la mejor recompensa para el tiempo dedicado a cualquiera de mis post.

Para la gestión de comentarios, desde el principio me impuse tres tareas:

  • Responder a todos los comentarios
  • Redactar una respuesta a medida de cada comentario
  • Conocer un poco el perfil de quien escribe: quién es, si tiene un blog, sobre qué escribe en su blog, qué busca en mi espacio (visibilidad, información, colaboración, un enlace…)

Por mi espacio pasan comentaristas habituales, que son los que comentan prácticamente cada post; y comentaristas esporádicos, que son los que solo comentan un artículo; comentaristas que añaden valor al artículo y otros que, simplemente, escriben un “excelente”.

En principio, cada comentario tiene para mí el mismo valor, así que cuando veo la notificación naranja en el WordPress, me hace mucha ilusión, y tengo la costumbre de leer el comentario tan pronto como lo veo… ¡Me puede la curiosidad! A partir de ahí, la estrategia será diferente según el perfil del comentarista y el contenido del comentario:

Si es uno de los habituales, siempre apruebo el comentario al momento. Aunque no siempre lo respondo al mismo tiempo, me gusta dedicar tiempo a dar una respuesta a medida. ¡Y algunos me lo ponen realmente difícil porque sus comentarios son extensísimos y cada una de sus aportaciones daría para un post nuevo!

Si es alguien nuevo que hace un comentario de valor, no lo apruebo al momento, sino que lo apruebo en el momento en el que escribo la respuesta, con la esperanza de que le llegue la notificación de mi respuesta. En algunos casos, se convierten en habituales, en otros, no.

Si se trata de un comentario de otro tipo valoro si publicarlo o no, y en mi valoración se tendrá en cuenta la aportación del comentario y el objetivo que creo que el comentarista persigue.

Y eso es todo. Siempre creí que el blog es el espacio en el que escribir, sin embargo una de las enseñanzas que el mío ha traído es que en realidad un blog es una pequeña comunidad de lectores y comentaristas que merecen un respeto, respeto que intento mantener con contenidos de valor y dando valor a cada uno de sus comentarios.

María Rivero: Blog | Twitter

Anexo

María ha tenido la amabilidad de invitarme a su blog y aquí puedes leer mi post de invitado.

19 pensamientos en “María Rivero: comentar desde casa

  1. #Jerby Autor de la entrada

    Hola María

    Muchísimas gracias por aceptar la invitación a publicar en mi blog.

    Lo que más me ha gustado de tu post es su parte final: ‘… en realidad, un blog es una pequeña comunidad de lectores y comentaristas que merecen un respeto, respeto que intento mantener con contenidos de valor y dando valor a cada uno de sus comentarios.’

    El blog como comunidad es una de las ideas que más me gustan e intento llevar a cabo para este mi nuevo blog.

    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    Responder
    1. María Rivero Sánchez

      Hola Jerby:
      Muchísimas gracias a ti por darme la oportunidad de publicar y, sobre todo, de reflexionar un poco sobre mi forma de comentar y gestionar los comentarios.

      Como digo en la primera parte, no me gustan esos blogs en los que el redactor parece un profesor de cátedra, que considera sus afirmaciones como irrefutables, a veces creo que dejar comentarios solo sirve para aumentar egos. Considero que el blog nos da la oportunidad de expresarnos, pero también de conocer las opiniones de otros, de aprender, de reflexionar e, incluso, de rectificar. En la carrera me decían siempre que “un texto está vivo”, cada texto en un blog es un buen ejemplo de ello, no solo vuelve a vivir con cada lector, sino que además existe la posibilidad de que lo enriquezca con su comentario.

      Si un blog funciona, si los contenidos funcionan es porque motivan a los lectores, porque les permiten reflexionar, sentir identificados, identificarlo con situaciones personales… Y algunos hasta se toman la molestia y el tiempo de ponerlo por escrito. Al final el redactor escribe sí, pero intentando cumplir las expectativas su comunidad, o darles información motivadora o inspiradora, o responder a sus preguntas.

      Gracias de nuevo por la oportunidad.

      Saludos

      Me gusta

      Responder
      1. #Jerby Autor de la entrada

        María, lo que cuentas sobre el ego suele ocurrir más en blogs profesionales en los que su autor intenta demostrar que es un experto en una materia determinada.

        Sin embargo, en blogs personales donde su autor comenta cómo le va la vida suele haber algo más de humildad porque la vida viene sin manual de instrucciones.

        Y efectivamente, “un texto está vivo”. Una vez que está publicado, tiene vida propia y, a través de las redes sociales, puede llegar a los lugares más insospechados.

        Le gusta a 1 persona

        Responder
  2. raqtorr17

    Te confieso, María, que a mí también me hace ilusión ver un comentario nuevo en mi blog 😀

    Coincido contigo en que no es cualquier cosa que alguien dedique tiempo para escribir su opinión. Así que aprovecho el espacio para felicitarte por el premio que obtuviste y por dedicarte a trabajar en casa y ayudar a otros con tus experiencias.

    No he hecho muchos comentarios en otros blogs, pero es animante saber lo importantes que pueden ser para un blogger. Me hiciste reflexionar en que merece la pena ayudar a otros en eso.

    Yo, por ejemplo, ando tan apurada con tantas tareas por hacer, que siempre priorizo, y usualmente no dejo tiempo para comentar. Sin embargo, cada vez me convenzo más de que todo lo que uno da, la vida se encarga de regresártelo, y a veces, multiplicado.

    Así que, unos minutos de tiempo invertidos en un comentario, se pueden convertir en una bonita recompensa, que seguramente superará la inversión.

    Saludos cordiales y un gusto leerte.

    Le gusta a 1 persona

    Responder
    1. #Jerby Autor de la entrada

      Hola Ana

      Gracias por comentar en este blog. En el el menú de la parte superior de este blog, encontrarás un microtaller con unos consejos para facilitar los comentarios. Es bastante parecido a lo que hace María.

      También estoy pensando en publicar un post con el título de ‘Cómo comentar en un minuto’ que os ayudará a quienes tengáis poco tiempo para comentar.

      Un abrazo

      Le gusta a 1 persona

      Responder
    2. María Rivero Sánchez

      Hola:

      Pues parece una cosa pequeña, pero no sabes cuántos comentarios en otros blogs se han convertido después en visitas al mío, en post compartidos, e incluso en colaboraciones. Quizás no se de mucho valor al comentario en la estrategia del blog, pero puede ser tan efectiva como compartir en redes. Yo, por ejemplo, siempre visito los blogs de quienes comentan (el tuyo me ha encantado por su colorido, creo que refleja bien la creatividad ;))

      Reconozco que los comentarios requieren de tiempo, y no siempre son una acción que se puede planificar. Hay lecturas que planifico (bloggers de temáticas afines, referentes, buenos autores y blogueros de cualquier temática…) ya que, además de leer, suelo dejar comentarios, así tengo tiempo, pero no siempre puedo comentar porque no considero que mi aportación añada valor y comentar con un “Excelente” no me parece ni efectivo ni respetuoso para quien ha redactado el artículo. En cambio, hay veces en las que estoy leyendo de noche desde el móvil, y de repente encuentro algo que me apetece comentar, pero estoy tan cansada que lo dejo para el día siguiente… ¡Y luego siempre lo olvido!

      Creo que una buena forma de empezar puede ser centrarse en algunos blogs, por ejemplo, afines, o de referencia. Ser un “habitual” en un blog puede ser muy beneficioso una buena estrategia para darse a conocer sin dedicar excesivo tiempo a los comentarios. Al final, se convierte en un hábito, una más de las tares de tener un blog.

      Un saludo

      Le gusta a 1 persona

      Responder
  3. Pingback: Cómo comentar blogs y newsletters personales | Sobrevivir a Trabajar en Casa

  4. raqtorr17

    Tienes toda la razón, María.
    Gracias por el aporte y gracias por visitar mi blog.
    Esto que comentas me ayuda para considerar seriamente y con disciplina la actividad en cuestión. Trataré de ser diligente con eso.
    Te envío un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    Responder
    1. yentelman

      Qué curioso, llevo oyendo hablar de Jerby desde hace bastante, principalmente por sus comentarios en el Marketing Blog de Jony y en el de Las Cuatro piedras Angulares de Carolina Lacruz… pensaba que era un bloguero establecido y ahora me entero de que su bitácora es “reciente”… Siempre me ha parecido un tipo majo, aunque lo cierto es que no hemos hablado nunca, jeje.

      Realmente los comentarios en un blog pueden ser una excelente forma de entablar relación con mucha gente interesante. Sé que a lo largo de mi vida bloguera el contacto con algunos lectores se ha difuminado, me consta que por falta de tiempo, aunque sé que mis lectores de siempre siguen ahí cuando me hacen algún like en FB, aunque no comenten como antaño. Y colaboraciones como esta a mí personalmente me encantan, soy superfan de los guest posts, aunque sé que por mi nicho es más difícil que alguien pueda escribirme algo.

      Tengo una duda respecto a las Newsletters. Yo no las uso, más allá del email de rigor para que los suscriptores sepan que ha salido nuevo post. Sin embargo, sí que estoy suscrito a algunas muy interesantes, como la del autor R.R. López. De todas formas, ni siquiera sabía que se podían comentar más allá de contestar al email. ¿Os referís a esto con lo de “comentar” las Newsletters o me he perdido algo?

      ¡Gracias!

      Mr. Yentelman

      Le gusta a 1 persona

      Responder
      1. #Jerby @ratonbloguero

        Hola Yentelman

        Qué placer verte por mi nuevo blog.

        Efectivamente, llevo más de tres años por las redes dando la lata con el tema de los comentarios. Pero mi anterior blog de comentarios fue engullido por el proceloso océano de internet y he tenido que crear este nuevo con un toque copy para seguir con el tema.

        La zona de comentarios de un blog es la más adecuada para crear comunidad. Pero es cierto que hay que dedicarle mucho tiempo para que una comunidad pueda fructificar. El problema es que la mayoría de los blogueros confunde comunidad con clientela y cada dos por tres envía una oferta comercial a sus amables comentaristas; con lo que estos se acaban cansando y dejan de comentar.

        Además de las newsletters para informar de los nuevos posts, el email marketing tiene otro tipo de newsletters que pueden ser de venta o de fidelización entre otras. Hay que segmentar la lista de correo para ofrecer a cada cual la newsletter más adecuada.

        Por ahora, no me he planteado ningún plan de email marketing por lo que solo llegan las newsletters automáticas con los nuevos posts a quienes se hayan suscrito al blog. Pero puede que, con el tiempo, me plantee newsletters a mis amables comentaristas con temas específicos sobre comentarios que no aparezcan en los posts.

        Respecto a tu pregunta, comentar una newsletter es algo más que responderla. Su fin es establecer una relación de confianza e influencia que puede ser útil a ambas partes.

        Un abrazo

        Me gusta

        Responder
      2. María Rivero Sánchez

        ¡Hola!

        A veces leo post en los que no sé que decir y, sin embargo, veo que tienen muchas respuestas y, sin embargo de otros me llama la atención que no tengan ninguno cuando a mí se me ocurren diferentes comentarios, de hecho a veces me da miedo comentar porque pienso que quizás no moderen y publiquen, aunque eso solo me ha ocurrido en dos o tres ocasiones… Imagino que, como en muchos casos, que haya comentarios es el mejor imán para más comentarios.

        Con respecto a las newsletters, la verdad es que hasta hace poco mi planteamiento era muy similar al tuyo. Solo comento las de personas con las que ya tengo cierta confianza, no sé, por mi forma de ser no se si me atrevería a responderlas de otra forma, aunque es cierto que algunos blogueros animan a escribirles y responderles a la newsletter.

        Kind regards!

        Me gusta

        Responder
  5. carolinalacruz

    Muy bueno el post de María. Lo que también pasa en los blogs es que los comentarios tienen que estar elaborados y hay que poner email y demás con lo que comentar es más complicado que en YouTube, por ejemplo. Por eso en YouTube hay muchos más comentarios.

    Le gusta a 1 persona

    Responder
    1. #Jerby Autor de la entrada

      Hola Carol

      Ya que sacas el tema de YouTube, en comentarios cruzados con María hace unos días, estuvimos hablando sobre la invisibilidad de quienes trabajamos en casa. Y una forma de romper esa invisibilidad es precisamente un canal de YouTube.

      Pero para eso, sería necesario un set de grabación en el que no saliera la típica puerta y armario que puede echar por tierra al copy más pintando. Dicho set se podría aprovechar también para conversaciones por Skype.

      En YouTube, hay bastantes vídeos sobre cómo hacer un set de grabación con poco presupuesto. He elegido el que puedes ver al pie de este comentario.

      Besos

      Me gusta

      Responder
    2. María Rivero Sánchez

      Hola Carolina:

      Me gusta mucho tu planteamiento porque apuntas hacia algo que no es nuevo para mí: muchas de mis personas de más confianza son lectores habituales, e incluso por privado me comentan cosas que les gustan, o me hacen preguntas o sugerencias; sin embargo, no comentan en el blog por lo mismo que indicas, porque el proceso les resulta complicado o no les causa confianza proporcionar datos personales. Fíjate que es solo un email y un nombre (o un seudónimo) de personas de las que en lo personal tengo muchísima más información, así que si alguien cercano se echa para atrás: ¿Cuántos que no me conocen de nada se lo pensarán aun más?

      Y, sinceramente, yo antes de tener un blog no comentaba un poco por lo mismo, y un poco porque en muchas ocasiones terminaba, sin saber cómo suscrita a newsletters que no me interesaban o recibiendo información comercial…

      Un saludo

      Me gusta

      Responder
  6. Agencia Seo

    Bueno .. lo de trabajar en casa es bueno y malo. No creáis que esto es la panacea. Nosotros como Agencia SEO creemos que es bueno un max mix. Las relaciones con los empleados, y con la gente del entorno laboral son super importantes. No podemos estar solos trabajando en casa. Sólo se hacen cosas grandes trabajando en equipo. Eso está super claro. Un besazo y mil gracias por vuestra aportación!. 😉

    Me gusta

    Responder
    1. #Jerby Autor de la entrada

      Hola Agencia SEO

      Trabajar desde casa no tiene por qué significar trabajar solo. Hoy día, hay gran cantidad de programas y aplicaciones para trabajar en red.

      Las relaciones personales y sociales son muy importantes. Pero para eso se pueden organizar encuentros de Café Abierto donde de manera informal se puede abordar asuntos relacionados con temas que afecten a trabajadores en red.

      Un abrazo

      Me gusta

      Responder
  7. Agencia Seo

    Totalmente de acuerdo contigo, Jerby. Trabajar a café abierto es muy reconfortante y desde luego que hay multiples herramientas para trabajar en red hoy en día. Lo cual es una ventaja enorme.

    Me gusta

    Responder
    1. #Jerby Autor de la entrada

      Agencia SEO, otro formato del que me enteré ayer es el Work Café (café de trabajo). Si las empresas organizan comidas y cenas de empresa, los trabajadores podemos organizar cafés de trabajo.

      Esto viendo la forma de organizar uno para el mes que viene… seguiré informando de él cuando concretemos los detalles.

      Me gusta

      Responder
  8. Pingback: Consejos para evitar ser víctima de timos de teletrabajo (o para convertirse en cómplice) | Sobrevivir a Trabajar en Casa

Responder a Agencia Seo Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .